Cómo restaurar las llantas dañadas del coche

Publicado el por

Cómo restaurar las llantas dañadas del coche

Cómo restaurar las llantas dañadas del coche

Los baches, los bordillos o la suciedad de la carretera son algunos de los agentes que más deterioran las llantas de un vehículo. Aunque parezca mentira, aportan un aspecto desvencijado y desgastado, a veces, muy difícil de recuperar. Una de las soluciones más rápidas para la restauración de las llantas del coche es su sustitución por unas nuevas. Pero puede ser una operación relativamente costosa.

Si optamos por productos de segunda mano, podemos caer en el error de adquirir unas que, aparentemente, están en buenas condiciones pero que, a la larga, acaban presentando problemas. Si preferimos comprarlas nuevas, lo mejor es hacerlo en una tienda de llantas baratas o a través de portales dedicados a la venta de llantas online para conseguir un precio más accesible.

La siguiente opción para la restauración de unas llantas dañadas pasa por la reparación en casa y sin pasar por el taller. Aunque no evitemos el coste de los materiales, sí que ahorraremos en mano de obra. Pero, antes de iniciar el proceso de rehabilitación, debemos tener claras una serie de recomendaciones.

Como reparar llantas dañadas

Paso a seguir para reparar llantas dañadas en casa:

  1. Limpiar en profundidad. Aunque sea una obviedad, este primer paso es imprescindible y es mejor recordarlo siempre. Es necesario eliminar, en la medida de lo posible, cualquier resto de suciedad. Existen productos especiales para este cometido, aunque se deben utilizar de manera comedida porque pueden ser muy corrosivos.
  2. Detectar los rayones y golpes. Lo más recomendable es desmontar la rueda, puesto que se trabaja mejor en horizontal. También es preferible empezar con las llantas traseras, que son las que menos impactos reciben. Una vez localizados los desperfectos, se debe proteger el resto de superficie libre de daños para comenzar con el arreglo.
  3. Lijar y aplicar masilla. Se debe dar un primer golpe de lija sobre los arañazos y golpes, para después aplicar la masilla de poliéster de relleno en bloque. Cuando el producto se haya secado (apenas unos minutos después), se vuelve a pasar la lija.
  4. Pintar. Se puede mantener el color original de las llantas u optar por otro distinto. En cualquiera de los casos, se deben dar dos manos de pintura: una más suave y superficial; la siguiente, con más detenimiento y a una distancia prudente.
  5. Recuperar el brillo. Cuando la laca de pintura se ha secado completamente, es el momento de limpiar la llanta con un trapo de microfibras (para eliminar cualquier rastro de polvo) y de aplicar un polish. Con ello, aumentará la protección de la pintura y el brillo de la llanta.

En CKC Wheels somos especialistas en accesorios para tu vehículo. Conoce nuestro catálogo de productos y consúltanos tus dudas para restaurar las llantas dañadas del coche o para adquirir nuevos accesorios para tu vehículo. 


Solo los usuarios registrados pueden poner comentarios.
Identificarse y añadir comentario Regístrese ahora